Juan Leonel Photography » Travel Photography, Lifestyle Photography, Fotógrafo de viajes, Travel, Traveler, Viaje, Viajar, Viajero, Wunderlust, Antofagasta, Blog de viajes, Vlog de viajes, Fotógrafo de bodas, fotógrafo de matrimonios, fotógrafo de familias, wedding photographer, family photographer, fashion photographer

Engagement Mauricio & Viviana

La primera semana de Enero hice las fotos del matrimonio a Mauricio & Viviana  junto con Carlos Soiza, ¿se acuerdan? , ellos me habían contratado hacía más de seis meses de anticipación, por una cuestión de agenda no se pudo concretar la “sesión de compromiso”. A mi me gusta decirle Engagement, (se pronuncia algo así como “engeichment”). Así que la hicimos después del matrimonio, unas semanas después. Y como les había contado en esa oportunidad, a el le encantan los autos, todo lo que es rally, y ambos aman el desierto, también a su perro Otto, quien nos acompañó jugando todo el tiempo. Como yo también soy un amante de Antofagasta y sus paisajes, era el momento para mostrar un poco más lo maravilloso que es.

Así que nos adentramos en el desierto que tenemos a disposición en Antofagasta, específicamente en el sector sur, donde querían encender algunos globos chinos, estos que se elevan con el calor de una vela, pero eso sería hasta el final de la sesión para aprovechar un poco el cielo no tan brillante de la tarde y captarlos en lo que nosotros los fotógrafos conocemos como “la hora azul”. Nos fuimos a una zona que ya había visitado antes, pero en un formato completamente distinto. Es todo un desafío volver a un lugar que ya ocupaste y hacer que se vea diferente de algún modo, o por lo menos no ocupar los mismos exactos recursos, así con mucha imaginación, sin acelerarme ni nada comencé a hacer fotos con ellos, pero Otto (el perrito) estaba tan emocionado por tener tanto, pero tanto espacio, que corría y jugaba al rededor nuestro, aparte que le encanta jugar con piedras, buscaba y peleaba con ellas, era muy divertido de ver, y era muy curioso tener esta nueva “sensación romántica” porque lo que suele ocurrir en este tipo de sesiones, es algo mucho más meloso, relajado, pero aquí era un poco distinto. Durante el trayecto, recordábamos el matrimonio, riéndonos porque hay una cantidad muy curiosa de “chascarros” que ocurrieron durante esa celebración, y esta sesión no fue la excepción, por ejemplo, que los globos nunca se pudieron encender porque había demasiado viento, seguido que el lugar que ellos habían elegido estaba muy nublado, así que luego de haber estado en un lugar cálido y brillante, nos fuimos a un lugar frío y ventoso. Nos cansamos, pero nos reímos, lo mejor es que se lo tomaron tranquilamente, y disfrutaron lo que había que vivir. Toda una experiencia.

 

PINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPINPIN

Share to:FacebookTwitterPinterestSubscribe

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*